ABUSO, MALTRATO Y NEGLIGENCIA INFANTIL (segunda parte)

 

Negligencia y abuso físico

La negligencia o abandono, que es la forma más frecuente de maltrato infantil, consiste en dejar de proporcionar al menor el cuidado y la protección necesarios, ya sea por voluntad o por ignorancia. La negligencia incluye no alimentar al niño adecuadamente o no protegerlo del peligro.

La negligencia física implica abandono, expulsión de la casa, descuido, supervisión inadecuada y menosprecio de su seguridad y bienestar.

El abandono médico incluye el rechazo, la demora o la omisión para atender los problemas de salud del menor. La negligencia educativa consiste en la no inscripción del niño en la escuela o permitir el ausentismo.

El abuso físico puede definirse como el acto que causa un daño físico no accidental, como dar palizas, puñetazos, patadas, mordidas, quemar o envenenar.

Generalmente el abuso físico resulta de un castigo corporal severo o injustificable. El abuso físico se clasifica según el tipo de lesión que causa: en la piel o el tejido superficial, la cabeza, los órganos internos y los huesos.

La leccion de guitarra el sacrilegio de Balthus 1934

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.