PSICOFARMACOLOGÍA Y PSICOFÁRMACOS I

Por muchos años, los trastornos mentales fueron vistos predominantemente como derivados de traumas infantiles o experiencias muy tempranas, estresores de la vida diaria y conflictos interpersonales, susceptibles de tratarse por psiquiatras de orientación psicodinámica, abocados a la exploración verbal del inconsciente o mundo interior de la persona. Eran minoría, y sobre todo menos aceptados, los psiquiatras que suponían que esos trastornos tenían una base biológica y necesitaban tratarse con psicofármacos.

En la segunda mitad del siglo pasado se produjo una inversión en los niveles de aceptación de estas posiciones frente a la etiología de los trastornos mentales, cuando los avances científicos y tecnológicos enfatizaron el papel que juega el cerebro en la salud/enfermedad mental, además del avance sustancial en el conocimiento de la neuroquímica y de la capacidad de modular la neurotransmisión; de los estudios moleculares; del desarrollo de distintas áreas del cerebro y su participación en las neuropatologías; de las enfermedades neurodegenerativas; de la investigación genética de las enfermedades mentales y de la variabilidad en los genes por acción de los fármacos, que es campo de la farmacogenética.

Actualmente, sin embargo, estos enfoques de la psiquiatría han dejado de ser excluyentes y, ante la abundante experiencia clínica y científica, la especialidad se ha vuelto ecléctica y ha logrado los mejores resultados atendiendo a las necesidades particulares de cada paciente y determinando, mediante la evaluación y el buen diagnóstico, cuándo y en qué medida conviene uno u otro método, así como cuándo lo que procede es combinarlos.

En las siguientes entregas trataremos temas relacionados con los psicofármacos de mayor consumo en el mundo, a saber, los antidepresivos, los ansiolíticos y los antipsicóticos.

leonora-carrington_la-bandolonista

LEONORA CARRINGTON. La bandolonista.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.