PSIQUIATRÍA DE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA. Trastornos del aprendizaje

Quizá lo primero que debemos señalar es que los trastornos del aprendizaje no tienen que ver con la inteligencia. Hay muchos personajes destacados en el mundo del arte, la comunicación, los negocios y, puede ser que hasta en la ciencia, que han sufrido algún tipo de trastorno del aprendizaje como dislexia, discalculia o poco razonamiento matemático.

Se trata de trastornos del neurodesarrollo, causados por cuestiones genéticas o medioambientales,  que se manifiestan sobre todo en la edad escolar, cuando se advierte en el menor algún grado de discapacidad cerebral para procesar información verbal y no verbal, que compromete sobre todo las áreas específicas relacionadas con la lectura fluida de palabras y oraciones, la gramática y la ortografía de las expresiones escritas, y el cálculo aritmético / matemático. Esto hace que a los niños afectados con alguna o varias de estas formas del trastorno les resulte casi imposible ir al parejo de sus compañeros en ciertas materias, si bien es cierto que pueden sobresalir en otras.

El tratamiento más adecuado para estos trastornos es la educación especial dentro del salón de clases, las terapias específicas de habla y lenguaje, las tutorías para fortalecer lo visto en clase y desarrollar estrategias de aprendizaje.

La falta de rendimiento académico en materias tan básicas como lectura, lenguaje y matemáticas, unida a la incomprensión familiar y docente, es la causa principal de que el trastorno original se complique, y el niño o niña tenga que sufrir además baja autoestima, depresión, ansiedad, frustración constante y otros trastornos que requerirán la consulta al psiquiatra o al psicólogo, quien le ayudará a superar los trastornos del estado de ánimo y a mejorar sus relaciones escolares y familiares.

ANDREA SALTINI. Niña.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.