PSIQUIATRÍA DE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA. Trastornos del Espectro Autista IV.

SÍNDROME DE ASPERGER

Se trata también de un trastorno del desarrollo, posiblemente de origen genético, que afecta la interacción social y los patrones de conducta, pero que a diferencia de otros trastornos englobados dentro del espectro autista no presenta retrasos lingüísticos ni cognitivos; más bien, en muchos casos las personas con el síndrome poseen una inteligencia por encima de la media y tienen grandes habilidades para el desarrollo de funciones propias del hemisferio derecho, como la música, las matemáticas y los temas computacionales.

Los rasgos característicos de este trastorno incluyen:

  • Una marcada incapacidad de dar respuestas sociales y emocionales adecuadas, porque no desean o son incapaces de compartir información o experiencias con los otros. Cuando hablan, se instalan en una especie de monólogo,  sin percatarse de si los otros quieren realmente escucharlos. En la comunicación no verbal, evitan el contacto visual, emplean pocas expresiones faciales y adoptan posturas extrañas.
  • Les obsesionan pocos temas, muchas veces ligados a estadísticas, horarios, trenes, computadoras, animales en extinción y otros similares.
  • No comprenden o no empatizan con los sentimientos de los demás y no les es dado entender el sentido del humor ajeno.
  • Suelen hablar con voz monótona, exageradamente rápida.
  • Sus movimientos son extraños, su coordinación generalmente es pobre.

El pronóstico de este trastorno suele ser favorable con las terapias adecuadas.


ANDREA SALTINI. Mi reino por un caballo.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.